Make your own free website on Tripod.com
    - 
Escudo de Montería - Colombia - Sur América Ciudad de Montería - Colombia - Sur América Panorámica del centro de Montería - Colombia - Sur América
Vista del centro de la ciudad de Montería
Foto: Pedroza
 
        Bienvenidos a Montería - La Capital Ganadera de Colombia 
Montería - Colombia - Sur América     
 

  • SUBASTAS GANADERAS EN MONTERÍA

  • Evolución y Análisis de las Subastas de Ganado Comercial en Montería. Período 1993-1995. Secretaría de Agricultura y Desarrollo Económico. Gobernación de Córdoba. 1996.
    Se presentan, en fiel transcripción, los capítulos iniciales del documento:

    1. MARCO REFERENCIAL

    1.1. Naturaleza
    La subasta ganadera que se realiza en la ciudad de Montería fué creada en el mes de mayo de 1992, bajo la dirección y administración de la Federación Antioqueña de Ganaderos FADEGAN y promovida por la Gobernación de Córdoba a través de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Económico SADECOR. Posteriormente a este proceso se sumó la Compañía Comercializadora Ganadera C.C.G. para liderar al lado de FADEGAN todo lo concerniente a organización, manejo y control de la subasta en Montería.

    1. 2. Concepto
    La subasta es un sistema de comercialización de ganado bovino, mediante la colocación de un precio base sobre kilogramo en pié donde la libre competencia de PUJAS permite adjudicar en la pista al mejor postor un determinado lote.

    1.3. Objetivos
    · Brindar a los ganaderos del Departamento de Córdoba y regiones aledañas un nuevo escenario que permita innovar el proceso de comercialización tradicional ( al Ojo).
    · Reducir los riesgos inherentes al proceso de desplazamiento hasta la feria de Medellín.
    · Brindar seguridad a los ganaderos evitándoles el desplazamiento a zonas de difícil acceso y de orden público turbado.
    · Estimular a los ganaderos a mejorar la calidad del ganado.

    1.4 Estructura
    Durante el proceso conducente para llevar a cabo las subastas en la ciudad de Montería intervienen 3 partes: Usuarios, Asistencia Técnica y Ganado Bovino.

    1.4.1. Usuarios
    Son todas aquellas personas naturales o jurídicas que directa e indirectamente reciben un beneficio por la realización de la subasta. Dentro de los principales beneficiarios directos encontramos a pequeños, medianos y grandes ganaderos, intermediarios y empresas comercializadoras. Por la importancia que estas últimas representan dentro de la subasta en cuanto a la organización se ha hecho una breve descripción que precede a esta parte. Igualmente dentro del contexto de los beneficiarios indirectos se destacan a las empresas transportadoras y transportadores independientes.

    1. 4. 1. 1. Empresas Comercializadoras
    La comercialización del ganado bovino en Córdoba a través de subastas es liderado por dos Compañías, la primera conocida como la "Compañía Comercializadora Ganadera" , C.C.G, y la segunda como la "Federación Antioqueña de Ganaderos", FADEGAN. Actualmente estas dos compañías hacen posible la realización de 2 eventos diferentes de subastas en dos ciudades distintas. Un evento corresponde a la subasta de ganado gordo para sacrificio efectuada semanalmente el día lunes, en la ciudad de Montería en el Centro Nacional Ganadero. El otro evento, de subasta de ganado comercial se realiza tres veces a la semana en la ciudad de Montería y una vez semanalmente en Planeta Rica el día viernes.

    El grado de frecuencia antes mencionado con que se presenta la subasta de ganado comercial refleja la gran acogida que ha tenido por parte de los ganaderos este sistema de comercialización perfilándose en el futuro como uno de los mecanismos para lograr el mejoramiento e incrementar los rendimientos de la ganadería en el departamento de Córdoba.

    1.4.2. Asistencia Técnica
    Esta parte se refiere concretamente a dos aspectos, El control sanitario y registro de información estadística.

    1.4.2.1. Control Sanitario
    Los animales que van a ser subastados son sometidos a revisión en el momento del desembarque para ejercer un control especialmente contra la fiebre aftosa. Dicha actividad le corresponde al Instituto Colombiano Agropecuario ICA, entidad encargada a nivel nacional para la erradicación de la fiebre aftosa.

    1.4.2.2. Registro de lnformación Estadística
    Este proceso es liderado por la Secretaría de Agrícultura y Desarrollo Económico de Córdoba a través de la División de Comercialización, el cual consiste en realizar la clasificación del ganado que se comercializa según la edad, peso, sexo y calidad, teniendo en cuenta los aspectos técnicos. Además del proceso de clasificación, la Secretaría de Agricultura ha venido elaborando los informes de cada una de las subastas con un esquema de información estadístico muy técnico, práctico y de fácil manejo para los ganaderos. Las variables incluidas en el registro de información son : peso promedio por animal, precio por kilo y precio promedio por cabeza.

    1.4.3. Ganado Bovino
    Este constituye la parte esencial de las subastas y alrededor de él giran todas las acciones que hacen posible dicho evento en el contexto del negocio de la ganadería. En la subasta que se realiza en Montería se comercializan dos tipos de ganado: El gordo, que va dirigido al sacrificio, y el comercial. Este último se ha venido presentando en dos grandes grupos, clasificándose por sexo y edades según su peso. El primer grupo se refiere al ganado de primera y el segundo corresponde al ganado de segunda. Según el género, estas dos clasificaciones se han subdividido en cuatro 4 componentes que son : ganado macho de primera, ganado macho de segunda , ganado hembra de primera y ganado hembra de segunda.

    Durante el año de 1995 se subastaron en la ciudad de Montería un total de 88.063 cabezas de ganado comercial por un valor de $18.246'011.303. Del total de animales subastados, 72.695 corresponden al ganado macho y 15.368 a hembras. Dentro del ganado macho 51.139 cabezas son de primera clase y 21.556 de segunda clase, mientras que el ganado hembra, 8.154 son de primera clase y 7.214 de segunda clase.

    2. ANALISIS

    2. 1. Evolución
    La comercialización del ganado bovino a través del sistema de subastas realizadas desde el año 1992 en la ciudad de Montería, ha venido mostrando en estos tres años cambios significativos que se manifiestan en un incremento progresivo del número de animales subastados, aumentos moderados en niveles de precios, gran acogida por el gremio de ganaderos y construcción de modernas infraestructuras, condiciones necesarias para la consolidación y mejoramiento del proceso de comercialización ganadera mediante las subastas en el Departamento de Córdoba.

    Si comparamos el numero de subastas desde 1993, encontramos que estas se íncrementaron en 261% en el año 1995 respecto a 1993, al pasar de 34 subastas a 123 respectivamente. Tomando como referencia el promedio de subastas efectuadas mensualmente, en 1993 la media fue de 2.8 mientras que en 1995 correspondió a 10.25.

    Las estadísticas del año 1993 comparadas con 1995 demuestran los cambios sustanciales que han tenido las subastas, al pasar de 42.312 a 88.063 cabezas subastadas , lo cual significa un incremento superior al 100% del 95 respecto al 93, y equivalente a una tasa de crecimiento promedio anual de 44%, es decir, por cada 100 animales subastados, esta cantidad se adicionó anualmente en 44 cabezas en promedio.

    Analizando los precios promedio por cabeza que aparecen en el cuadro 1, donde se incluyen las edades de 1 1/4 a 2 años del ganado macho y hembra de primera , considerados los más representativos dentro de la subasta, se observa que de 1993 a 1995 los precios han evolucionado positivamente con tasas de crecimiento anual aceptable que se ubican en niveles inferiores al 10%, pero superior al 2.7%. Este comportamiento de los precios del ganado comercializado en las subastas es un indicador que evidencia signos de recuperación de uno de los principales componentes del sector agropecuario como es el de la ganadería, después de la profunda crisis por la que ha venido atravesando este sector de la economía debido a la apertura económica que adoptó el país en el período del Gobierno Gaviria a partir del año 1992.

    Para el ganado macho y hembra de primera, las tasas de crecimiento promedio anual registran incrementos proporcionalmente mayores de los precios por cabeza que de los precios por kilogramos a excepción del macho de primera de 1 1/4, cuadro 2. Esta diferencia de las tasas de crecimiento en las dos variables antes indicadas (Precio por cabeza y kilogramo), significa que los valores absolutos medidos por unidad de cabeza, crecieron en una relación de proporcionalidad mayor que por unidad de kilogramo.

    La variación de dicha proporcionalidad refleja implícitamente que la variable física del peso expresada en kilogramo evolucionó positivamente, jalonando el crecimiento de los valores absolutos del precio del ganado al cuantificarse en términos monetarios, Esto quiere decir que al comparar ganados de similar calidad el peso juega un papel decisivo en la determinación del precio del animal , porqué a medida que se aumente el peso, aún manteniendo un mismo precio por kg, el valor por cabeza se estará multiplicando por ene veces.

    De ahí que los precios por Kg, en las edades inferiores tienden a ser superiores que en edades mayores, ver cuadro 2, por cuanto técnicamente el ganado de menor edad presenta un potencial de desarrollo más alto que el de mayor edad, por lo cual se presenta una expectativa en el primero de mayores rendimientos en peso a corto plazo y por tanto incremento en la rentabilidad para el ganadero.

    Este alto potencial de desarrollo se presenta normalmente entre las edades de levante de 1 hasta dos años en el ganado macho. Esta es una de las principales razones por la cual la mayor concentración del ganado subastado se encuentra en los anteriores rangos, pues a partir de la edad de 2 años los rendimientos físicos del ganado en peso tienden a estabilizarse y por lo tanto las utilidades también.

    Del total de 42.314 cabezas que se subastaron en 1993, 33.887 correspondieron a las edades entre 1 y 2 años de ganado macho. Para 1995 de un total de 88.063 animales subastados, 63.337 correspondieron a estas mismas edades . Estas cifras confirman la importancia del ganado macho, especialmente el de primera clase, dentro del contexto de la subasta.

    Analizando los crecimientos de precios en estos 3 años de subasta (Edades de 1 a 2 años de ganado macho y hembra de primera), se puede afirmar que desde el punto de vista de rentabilidad, el negocio de la ganadería no es una actividad muy halagadora, que reporta muchas ganancias dentro del sector agropecuario, porque si se comparan las tasas de crecimiento de precios con la tasa de inflación del período 1993-1995, resulta que los aumentos de los precios del ganado son muy inferiroes a los aumentos de la inflación.

    Esta desigualdad entre las tasas de crecimiento de precios del ganado y la inflación, perjudica más a productores que a comercializadores de este renglón, debido a que los altos costos de insumos para la producción de la ganadería recaen directamente sobre los productores, reduciendo ostensiblemente la ganancia y desestimulándose así la inversión en éste sector.

    En el cuadro 3, que muestra las tasas de crecimiento del número de animales subastados por sexo entre 1 y 2 años correspondiente a 1993 y 1995, observamos en el año 1995 un decrecimiento del flujo del ganado hembra de primera en relación a 1993, específicamente para las edades de 1 y 2 años, en las cuales se reduce la comercialización en un 25% y 26 % respectivamente.

    Estas bajas tasas de crecimiento sumadas a las pequeñas cifras transadas anualmente del ganado hembra con respecto al ganado macho, obedecen claramente a la política de retención de vientres adoptadas por los productores para mantener, incrementar o mejorar el hato ganadero.

    Es decir la comercialización de este tipo de animales en subastas. cuando se trata de "primera clase" está sujeta a peticiones que haga particularmente cualquier ganadero; o lo que se conoce comunmente en el lenguaje de este negocio "por encargo", pero cuando se refiere a segunda clase obedece principalmente a la política de "despaje o desecho", que significa que son animales descartados para continuar el proceso de reproducción porque han mostrado características de "degeneramiento", lo cual supone que su destino debe ser el sacrificio.

    Sin embargo pueden ocurrir casos en que la presencia del ganado hembra de primera clase en subasta obedezca a razones netamente económicas del productor quizás porque debe cubrir ciertos compromisos de tipo financiero, comercial o familiar.

    Confrontados el ganado hembra de primera con el de segunda, cuadro 3, se detecta que ha estado incrementándose el ingreso en gran porcentaje del número de animales de "despaje" o baja calidad hacia la subasta, alcanzando un crecimiento promedio anual de 195%, lo que nos lleva a pensar o suponer que el hato del pequeño ganadero del Departamento de Córdoba, Sucre y parte de la Sabana de Bolívar, se encuentra en un franco proceso de selección de ganado para mejorar la ganadería a través de la inclusión en sus lotes de buenos reproductores prevaleciendo la raza cebuíno, o también podría estar ocurriendo un descenso en el mejoramiento de la calidad del ganado comercial, en aras de incrementar la producción de leche.

    De todas maneras estos índicadores de la subasta, que constituyen un punto referencia para medir el nivel del ganado comercial, podrían ser una aproximación a la realidad de lo que está ocurriendo con el proceso de cruzamiento de la ganadería tipo cebú comercial con otras razas por pequeños y medianos productores en el departamento.

    Paralelamente a las hipótesis antes indicadas sobre el gran incremento que ha tenido el ganado hembra de segunda (desecho) en los rangos de 1 a 2 años, observamos igualmente un notable aumento en el ganado macho de segunda que sobrepasa el 100% , cuadro No.3, lo que estaría dando mayor validez a la hipótesis "descenso en el mejoramiento de la calidad del ganado con el fin de obtener mayor rendimiento en la producción de leche", ya que la característica del ganado macho de segunda comercializado en la subasta es el llamado cachiporra, de baja calidad y es el resultado de un cruzamiento de las razas Cebuína-Pardo-Suizo y Holstein (ganado de lechería) que está demostrado no es apto para el proceso de la ceba o levante, ya que debido al trato a que es sometido en los primeros 7 meses o período de lactancia es muy demorado.

    Otra evidencia de la anterior hipótesis se comprueba con la tasa de crecimiento anual del número de animales machos de primera comparados con el de segunda, donde éste último resulta ser superior 5 veces al ganado de primera, es decir existe una mayor tendencia a ingresar cada vez más mayor volúmen del ganado de baja calidad.

    © Alcaldía de Montería 2003 - Diseño: Carlos Crismatt Mouthon
     
    Para ver esta página se debe utilizar Internet Explorer 5.0 o superior y resolución de pantalla de 800 x 600
    Hemos detectado que su navegador es
    ............................

    Haga la Página de la Alcaldía de Montería su Página de Inicio
    [Última Actualización: ]


    R e g r e s a r